Deporte en período gestación
16 jul 2015

Deporte en período gestación

Recomendaciones y plazos para un exitoso embarazo

16 jul 2015

La práctica de ejercicio físico tiene como condicionante la mejora cardiovascular, muscular y motriz conllevando consigo en muchas ocasiones otros beneficios reclamados en la vida diaria como son evitar un aumento de peso o mantenimiento de la línea u otros relacionados con la postura del cuerpo. Estos factores son determinantes al afrontar un embarazo con las mayores facilidades.

Aún con todos estos beneficios parece sorprendente la descontinuación del ejercicio físico en los períodos de gestación ya que éste conlleva otros beneficios relacionados con éste como son la disminución de las molestias digestivas, el insomnio, la ansiedad, la tensión arterial e incluso la protección ante la diabetes gestacional ya que es uno de los mayores reguladores naturales del azúcar en sangre.

Según estudios mantener una vida activa en cuanto al ejercicio físico durante el embarazo provoca el acortamiento del plazo hospitalario de la embarazada e incluso reduce la posibilidades de que el parto tenga que ser realizado a través de cesáreas.

Viendo estos beneficios es poco entendible que se suspenda el ejercicio físico durante éste período natural aunque muchas veces los motivos de la futura madre tienen su principio en el miedo a un posible aborto no deseado.

De ahí que desde nuestro departamento técnico os propongamos ciertas recomendaciones y plazos para un exitoso embarazo:

Evidentemente el ejercicio físico de una embarazada conlleva un control individualizado con una planificación constante a través de un profesional cualificado.

Éste recomendará programas aeróbicos de intensidad moderada ejemplificándolos en un 70% de la frecuencia cardiaca máxim aún estando la persona acostumbrada a entrenamientos de intensidades elevadas estas deben acomodarse a un ritmo moderado y nunca ser descontinuadas prolongandose en 3-4 días semanalmente, durante este ejercicio fisico evitaremos actividades que requieran algún tipo de impacto, golpe, saltos, limitándonos a opciones más básicas donde se mantengan los ideales de una corrección postural, movilidad articular, mantenimiento de la fuerza y resistencia cardiovascular de una forma eficiente. en cuanto a la flexibilidad hay que considerar el efecto de los períodos de gestación como un momento en el que se logra una hiperlaxitud mayor con su debido cuidado ya que prodían producirse lesiones a nivel musculares esqueléticas. De esta forma nuestra recomendación es que la planificación de entrenamiento durante el embarazo se realice a través de trimestres instando a que las mujeres que realizan habitualmente ejercicio físico continúen su práctica con las ligeras modificaciones anteriormente indicadas. En el caso de mujeres sedentarias no acostumbradas a este tipo de actividad diaria se aconsejará que la incorporación al ejercicio se realice progresivamente con un programa específico de preparación al parto durante el segundo y tercer trimestre.

En este segundo y tercer trimestre se deberá planificar con énfasis la actividades que desarrollen cualidades como la flexibilidad, fuerza muscular y relajación todas ellas orientadas a fortalecer la postura, centros de gravedad, musculatura pélvica .

Así pues y bajo a nuestras experiencias el ejercicio fisico provoca una mejora a la hora de afrontar un embarazo y orientar nuestro cuerpo hacia un exitoso parto.

Leave a comment
More Posts
Comments
Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.CERRAR